Embajadores
monica-retamal1

Mónica Retamal

Democratizando la tecnología

Influir y facilitar el acceso a personas, especialmente mujeres, a espacios laborales de calidad que otorga el sector tecnológico y lograr que la programación y el pensamiento computacional sean parte del currículum escolar chileno, es la principal bandera de lucha de Mónica Retamal desde hace 2 años, cuando creó la Fundación Kodea, su primer emprendimiento social.

Empresaria tecnológica hace 20 años, está convencida de que Chile tiene todas las condiciones para aprovechar la revolución digital, dejar la dependencia de los commodities y hacer un aporte robusto a la economía del conocimiento a través de la masificación de las habilidades digitales como la programación.

A mediados de los ’90, Mónica Retamal partió su carrera profesional como periodista, pero a poco andar se le presentó una oportunidad que le cambió la vida: comenzó a trabajar para una empresa de tecnología en la que visualizó el mundo que se venía.

Luego de dos años trabajando como empleada, esta comunicadora egresada de la Universidad Diego Portales dio un giro radical en su carrera. Apostó por la independencia y por dedicarse a asesorar y desarrollar múltiples sitios web, contribuyendo a definir la estrategia on line de varias compañías chilenas.

En el 2008, tras un proceso de fusión de su empresa de origen con otra empresa chilena, fundó junto a otros 3 socios, Ki Teknology, en la cual dirigió la estrategia comercial y de internacionalización a USA. En el 2012, Ki Teknology firmó un acuerdo con Nisum Technologies, empresa norteamericana con base en California, para crear un centro de desarrollo cuyo foco inicial fue hacer software desde Chile para EEUU, satisfaciendo así la demanda de clientes americanos que pertenecen a las Fortune 500 y que están dentro de los 50 retailers más grandes del mundo.

Hoy Nisum Chile tiene más de 250 empleados y en su último cargo ejecutivo -el cual dejó hace pocos meses- Mónica Retamal trabajó en el desarrollo de la oferta de valor de Nisum Chile en el mercado nacional para apoyar a grandes empresas chilenas en sus procesos de transformación digital. Hoy continúa como accionista de Nisum y es asesora del directorio, aunque está de lleno levantando las iniciativas de Kodea.

La misión de Kodea

Desde de la fundación de Kodea, un foco clave ha sido el fomento de la educación en habilidades tecnológicas en el mundo escolar. Por lo mismo, se hizo embajadora en Chile de la iniciativa internacional “Hour of Code” que ha tenido logros impresionantes. La Hora del Código apunta a promover la enseñanza de la programación en niños y jóvenes a través de tutoriales interactivos y sencillos que tienen por objetivo desmitificar que la programación es sólo para genios e instalar comunicacionalmente el concepto de que todos pueden aprender a programar.

Entre el 2015 y el 2016 más de 250 mil niños han hecho una Hora del Código en Chile y este 2017 Kodea está capacitando a 6 mil profesores en pensamiento computacional a lo largo del país.

“Chile necesita desarrollar y fomentar en sus niños habilidades digitales y tecnológicas. Urge generar un ambiente propicio para que se interesen por las STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) y en particular por el pensamiento computacional. Esto debe ser una cruzada de todos, pues es la única manera de que las futuras generaciones de chilenos puedan hacer una colaboración robusta a la sociedad del conocimiento”, señaló Mónica Retamal, en una columna de opinión publicada en el portal de Kodea.

La otra arista explorada por la Fundación es la preparación de capital humano tecnológico a través del fomento del concepto de capacitación en oficios tecnológicos. En septiembre del 2017 egresó la segunda generación de Mujeres Programadoras, iniciativa que entrena en código a mujeres entre 25 y 40 años, con el objetivo de romper con ello una serie de paradigmas relacionados con la capacidad de las mujeres de trabajar en esta industria.

El llamado convocó en sus dos versiones a más de 1000 mujeres y en ambos casos capacitó en 4 meses a más de 70 de ellas, las cuales, en su gran mayoría, encontraron muy buenos trabajos en la industria TI y cambiaron su vida gracias al programa. Hoy este proyecto se convierte en el puntapié inicial y en el caso de éxito de referencia de una serie de políticas públicas, que ya han sido anunciadas para robustecer y dotar de mayor talento a la industria tecnológica nacional.

Mónica Retamal tiene una activa participación gremial y ha trabajado fuertemente en las mesas de exportación de las asociaciones para lograr que más pymes tecnológicas exporten sus servicios, coordinando un diálogo permanente entre las empresas del sector, entidades e instituciones de gobierno.

Ha sido distinguida en varias ocasiones. El año 2015 ganó el premio “Mujer en Tecnología” de Chiletec, el 2016 recibió el premio “Servicios de Exportación” de SOFOFA y el “Premio 100 mujeres líderes, categoría Social” de El Mercurio. En el 2017 fue denominada por la Revista Caras como una de las 16 mujeres más influyentes de Chile y recientemente ganó un Effie por la campaña Hora del Código, en la categoría de campaña social.